Logo_Choiba_quienes_somos.jpg

¿QUIÉNES SOMOS?

testimonios_edited.jpg

CHOIBÁ, EL BOSQUE DE LAS BALLENAS UN PORTAL DONDE LA NATURALEZA LIBERA TUS SENTIDOS... (BE CONNECTED)

Choibá es un espacio privilegiado en el lugar más biodiverso del planeta, bosque húmedo tropical, aún sin tocar, protegido y escondido entre la serranía del Baudo y el océano Pacífico, selva amable, única, primaria, exuberante con más especies por metro cuadrado de la Tierra. 


Bosque generoso y acogedor que ofrece infinidad de posibilidades por pequeños senderos que se adentran en él llevándonos a lugares prístinos con cascadas, ríos y charcos que invitan a bañarse, a soltar los lastres de la vida cotidiana, a Sentir la alegría de estar vivo, a experimentar el Aquí y el Ahora, A vaciar la mente. Lugar ideal para unas vacaciones, un retiro de luz y alegría en comunión con la naturaleza, espacio sin tiempo para desconectar del mundo exterior y conectar con nuestro centro. La naturaleza en todo su esplendor donde está inmerso Choibá, ayuda a esta conexión que comienza con la Madre Tierra y los demás elementos, agua, fuego y aire. 


Lugar que invita a soñar!

Dónde aprender a volar!


Visitado todos los años de junio a septiembre por la gran y hermosa familia cetácea de luz de la Antártida. Es aquí donde cada vuelta del sol viene las hermanas ballenas desde el polo sur en un fabuloso viaje migratorio a traer sus ballenatos al mundo y aparearse. 


Y es así como frente a Choibá el mar se llena de alegría y emoción, de saltos y chorros de agua al cielo, de golpes de cola que nos recuerdan q la vida debe ser un estado de celebración permanente, una maravillosa aventura. El alojamiento cómodo conduce a la tranquilidad, dos casas situadas sobre un acantilado con vistas al mar, una playa privada donde desemboca agua dulce, brisa que se lleva la plaga y los malos pensamientos, camas con mosquitero que aseguran un dulce sueño reparador con el concierto nocturno del bosque de fondo, hamacas y espacios encantadores con vista espectacular entre los gigantes y sabios seres verdes sobre el mar que nos convidan a leer, escribir, crear o simplemente contemplar. MEDITAR.


La alimentación rica y sana es propicia para desintoxicar el cuerpo, el silencio, el sonido del mar, del viento, de los pájaros, insectos y otros animales del bosque para descontaminar la mente y el alma. Todo ello facilitando el encuentro con uno mismo.


Para los que les gusta la acción Choibá cuenta con guías nativos de la región (indígenas y afrodescendientes) para realizar fantásticas caminatas y paseos con diferentes grados de dureza y resistencia, También ofrece buceo con tanques o snorkeling, baños en aguas termales, surf y pesca, Y olas con qué jugar y revolcarse en la arena. Choibá es un mundo aparte donde dejar surgir el ser salvaje que todos llevamos dentro (y que tenemos completamente condicionado y olvidado), dónde atreverse a Ser sin máscaras, complejos ni tapujos, donde descansar y cargar energía, donde respirar Amor incondicional y celebrar el milagro de la vida en todas sus formas.